La contracrónica: buscando su sitio

Publicado el
Un empate en La Rosaleda jugando contra diez durante toda una segunda mitad hacen pensar que este nuevo Málaga CF sigue buscando su sitio en el verde. 

Si bien es sabido que este Málaga CF esta en construcción y todavía están en pretemporada pero hay que ser más críticos e indagar la falta de creación de este nuevo Málaga CF. Los de Martiricos sufrieron hasta jugando contra diez con un UD Las Palmas rocoso en defensa y rápido en las transiciones de balón. Incluso hubo más mordiente por parte canaria jugando con diez toda la segunda mitad que por parte blanquiazul. 

El once inicial pretendía iniciar con un centro del campo más defensivo por parte del cuadro de Sergio Pellicer, cambiando una vez más su once desde principios de temporada con la entrada de doble pivote de Esscasi y Luis Muñoz que tristemente no aportó nada, donde Esscasi parece que está más equilibrado jugando en defensa que en el centro de campo, no siendo está su demarcación definida.  

Luego Pellicer buscó soluciones dando entrada al verde a Jozabed que tampoco está en plenas condiciones creativas dado el poco tiempo que lleva con sus nuevos compañeros. 

No fue la tarde de los  jugadores malacitanos que se espera mucho más de ellos.

Jairo intentó varias acciones en el uno contra uno pero no se ve  que este al ciento por ciento aún. Quien no falló ni falla desde su llegada, es Cristian, jugó en varias demarcaciones diferentes durante todo el choque y fue uno de los jugadores más activos de Pellicer.

Uno de los pocos jugadores que aportó algo de lucha y rendimiento fue Caye Quintana responsable de la tarjeta roja que vio  Álex Suárez.

Sergio Pellicer pide paciencia a un equipo que sigue en construcción, que busca su sitio tanto en las demarcaciones como en estilo propio de juego. Pellicer confía en estos jugadores y asegura  darán más alegrías que penas a la afición malagueña pero siempre sufriendo como equipo humilde y respetuoso ante sus rivales.

No terminó de fluir el Málaga CF, que ni iba ni venía ante Las Palmas. Demasiados riesgos innecesarios, carriles descuidados, revoloteo sin picar. Lo contrario que los de Pepe Mel, con un plan fijo e invirtiendo en los errores de los blanquiazules, muchos no forzados. A los puntos, los canarios llevaban ventaja.

El contexto cambió cuando a unos minutos del descanso el colegiado entendió que un derribo de Álex Suárez sobre Caye Quintana , con buenos movimientos del punta, era merecedor de roja directa. Las Palmas se protegió y llegó a la meta volante con el 0-0 y mejores sensaciones globales.

Tras el paso por vestuarios Pellicer arrasó con su banda derecha, que había sufrido en exceso, para regresar con una nueva apertura. Poco después tiró de Chavarría y siguió con Larrubia, buscando soluciones en esa persecución de clavar el engranaje en el punto exacto.

No dio la sensación de superioridad el Málaga CF, que hasta recibió algún gol en fuera de juego. Se mantuvo firme Las Palmas, que pasó a volcar algo más el juego por Matos y rondó los dominios de  Dani Barrio sin complejo alguno. El desconcierto se hizo mayor a medida que el cronómetro apretaba y los canarios seguían llegando y creando más ocasiones de gol. Jozabed tuvo hasta tres ocasiones de diferente intensidad para romper las tablas, pero le faltó más determinación, como a casi todos.

Apuró hasta casi el final Pellicer para hacer el quinto y último cambio, con el que dio descanso al voluntarioso Caye Quintana y premió con minutos al canterano Julio. El delantero del filial rozó la gloria con un cabezazo que obstaculizó Curbelo. Segundos después el Málaga CF tuvo la última en las botas de Cristian

 

Hay que ser autocríticos y aprender de los errores para mejorar en un futuro. En el encuentro, el Málaga CF no supo aprovechar la ventaja de jugar con uno más y tampoco se vio una mejora sustancial respecto al encuentro anterior.

Este Pellicer TEAM  necesita más tiempo  de preparación  para saber donde encajar el rol de cada jugador y el problema es, que la competición ha empezado ya.